¿Qué es el síndrome de Angelman y cómo podría afectar al hijo de Rocío Carrasco?

La docuserie de Rocío Carrasco ha puesto muchos temas sobre la mesa, siendo los principales, la violencia de género y la filio-parental. Pero si tanto su exmarido como su hija se han convertido en protagonistas, otro de los nombres que ha salido a la palestra es el del hijo pequeño, David Flores.

El síndrome de Angelman, un trastorno poco conocido

El joven podría padecer un trastorno genético que se conoce como síndrome de Angelman. El hecho de que prácticamente no se haya hablado de él ha provocado que exista un cierto desconocimiento acerca de esta patología que causa retrasos en el desarrollo en mayor o menor medida.

Consecuencias del síndrome de Angelman

El síndrome de Angelman puede presentar problemas de habla, en el equilibrio y un mayor o menor grado de discapacidad intelectual.

Hay que señalar que las consecuencias de esta patología no merman la expectativa de vida, pero el trastorno en sí no se puede curar, por lo que el tratamiento suele ir encaminado a mejorar los síntomas que presenta mediante estimulación y otro tipo de terapias que mejoren el desarrollo.

La historia de Colin Farrell y su hijo James

Collin Farrell dejó atrás una vida de excesos, adicciones y relaciones notorias con estrellas de Hollywood, como Britney Spears, Paris Hilton o Angelina Jolie, hace casi 18 años. Hoy, el actor cumple 45 y ya no queda nada de aquel hombre que en un par de semanas era capaz de consumir, según la revista People, «veinte píldoras de éxtasis, cuatro gramos de cocaína, tres botellas de whisky, doce de vino y 30 litros de cerveza y 280 cigarrillos”.

Relacionado:  Gonzalo Miró: ¿Quién es su padre?

Su primer hijo, fruto de su relación con la modelo Kim Bordenave, nació en 2003, y manifiesta desde que era pequeño síntomas del síndrome de Angelman.

El hijo de Rocío Carrasco y Antonio David Flores

Según recogen varios medios, como el diario ABC, es posible que el síndrome de Angelman sea el trastorno que Antonio David Flores le ha atribuido a su hijo en varias ocasiones. Aunque nunca ha confirmado de qué enfermedad se trataba, cuando David Flores tenía 18 años, su padre aseguraba en una entrevista con Lecturas que el joven sufre un trastorno genético que había condicionado su vida y la de su familia.

Algo por lo que, en 2017, recibió una denuncia de Rocío Carrasco. Pese a que no se ha confirmado de forma oficial el trastorno del hijo de Rocío Carrasco, algunas informaciones apuntan a que podría tratarse del síndrome de Angelman, un trastorno genético poco frecuente que afecta al desarrollo físico y mental de quien lo padece.

La propia Rocío Carrasco se ha mostrado muy discreta en todo lo que se refiere a la vida privada de su hijo, y aunque su exmarido, Antonio David Flores, ha hablado en varias ocasiones de un trastorno genético que afecta al joven, nunca ha especificado de qué patología se trata.

Conclusión

El síndrome de Angelman es una enfermedad poco frecuente que afecta al desarrollo físico y mental de quienes la padecen. Aunque no se ha confirmado de forma oficial el trastorno del hijo de Rocío Carrasco, algunos medios apuntan a que podría tratarse de esta patología genética.

En cualquier caso, es importante destacar que el respeto a la privacidad de las personas es fundamental, y que no se deben especular sobre la vida privada de los demás sin su consentimiento.

Deja un comentario